Menu Content/Inhalt
Portada arrow Noticias arrow La eolípila
La eolípila PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Richard y Laura, IES Coloma   
jueves, 05 de junio de 2014
ndice del Artculo
La eolípila
Vapor como forma de energa
Materiales y herramientas utilizadas
Fallos y Soluciones
Transformaciones de energa


Al principio utilizamos la lata y le hicimos los orificios a la altura del código de barras por los dos lados opuestos y a la misma altura. Después le “inyectamos” agua por los orificios con una jeringuilla y le pusimos los alambres de forma que por arriba quedara como un triángulo y en la punta de arriba de los alambres pusimos el rotador. A continuación, pusimos toda la estructura colgada por el rotador de una barra horizontal y tenía una barra vertical para sostenerla. Después se utilizó la bombona de gas para dar calor a la lata por debajo y calentar el agua. Esperamos un rato para que el agua empezase a hervir y vimos que salía un poco de vapor por los orificios pero vimos que la lata no giraba.

Después cogimos otra lata del laboratorio y repetimos el proceso pero esta vez calentamos unos tubos de cobre y con los alicates y el uso de calor le dimos forma de “L”. A continuación cogimos el tubo de cobre y lo pusimos debajo del agua para que se enfriase. Después cogimos la lata y el tubo de cobre y un pegamento para pegar el tubo de cobre a la lata y después de unirlos los dejamos secar hasta el próximo día.

El siguiente día cogimos la lata, que ya estaba seca con los tubos de cobre en dirección opuesta y colocamos otra vez la lata en el soporte y le pusimos el labogás debajo. Esperamos a que el agua empezara a evaporarse y observamos que el pegamento que unía los tubos de cobre a la lata se estaba derritiendo y, como consecuencia de esto, los tubos de cobre se desprendieron de la lata.

Entonces, el próximo día el profesor nos dio un hilo como de pescar y cogimos otra lata, le hicimos los orificios y entonces lo sustituimos por el alambre y lo pusimos en la estructura otra vez y le volvimos a poner el labogás, pero resultó que el hilo de pescar se quemaba.

A la clase siguiente, cogimos otra lata más y le hicimos un solo orificio por la mitad de la altura de la lata y el profesor nos dio un pegamento especial para metales que soportaba el calor y cogimos un alambre y se lo metimos por el orificio y sostuvimos el alambre directamente al soporte, y pusimos la lata encima del labogás, pero antes le inyectamos el agua por unos orificios que hicimos opuestamente a un lado y a otro de la lata en posición horizontal y conseguimos que el experimento funcionase.



 
< Anterior   Siguiente >